Sal o quédate

Sal, pasea, echa a andar. Quédate en casa, lee un libro, ve una serie. Haz lo que te dé la gana, siempre y cuando no hagas daño a nadie en ese la gana.


A veces queremos cumplir las expectativas, decir que hemos hecho ésto o lo otro. A veces incluso no tenemos ni porqué decirlo pero nuestra conciencia, o yo, necesita saber que ha hecho lo que debía de hacer.


Nos presionamos demasiado, queremos llegar a todo y se nos olvida en el camino pasar un ratito con la mejor compañía, la nuestra. En el maratón también se nos olvida apreciar y agradecer la presencia de otrxs, y para qué? Para poder acallar a la voz que dice sigue.


Poco a poco ir rompiendo las cadenas de la convención y volver a nosotrxs.


Muchas gracias y feliz día!


Ojalá todos los seres seamos felices,


Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,


Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .