Caminante no hay camino

Hoy he ido a pasear sin rumbo. Cuando he llegado a un punto en el que suelo parar he decidido continuar, y al de un rato me he sentado. Después he vuelto al recorrido, he pasado lo que sería el final de trayecto y he andado y andado. Me ha recordado a esas tardes descubriendo Córdoba, o redescubriendo Barcelona, Madrid, Londres, San Diego.

Me gusta perderme y encontrarme. A veces para encontrarme tengo que volver al origen, como me pasó en Viena que era incapaz de volver al hotel si no volvía a la estación de tren dónde me bajé en mi llegada desde ya no recuerdo dónde.

En ocasiones hay que echar marcha atrás, en otras seguir, seguir y seguir, en otras sentarse, observar, y en otras tantas sencillamente no hacer nada.

Qué gustito da rememorar viajes mientras agradeces el presente.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .