Y siempre tan igual

En cada momento experimentamos lo que debemos experimentar. Hoy por la calle alguien me ha increpado, me ha gritado, he seguido mi rumbo respirando y volviendo a mi centro.

A nadie nos gusta que nos griten, que nos lleven la contraria o llevarla nosotrxs, pero por algún motivo, yo tenía que vivir ese instante. Mientras sucedía he tenido que trabajar en no dejarme llevar por la ira, en volver al momento presente para no seguir 4 horas más tarde mascando el tema, en la no etiquetacion, ni mía ni de la otra persona, y en la coherencia conmigo. He percibido algunas creencias que surgen en mí de manera instantánea y que no me darían el premio Nobel de la paz, he sentido dolor, vulnerabilidad, soledad.

En un momento cuánto se puede aprender, gracias desconocida.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .