Indiferencia

Hay conversaciones de verdad, en las que quizás no hablas de nada especial pero eres tú, en tu totalidad. No es fácil, están las vergüenzas, inseguridades, las ganas de ser o de no ser, y así acabamos charlando sin saber quién es el que abre la boca.

Podemos participar de estos momentos e incluso vivir toda la vida en ellos, de un modo consciente o inconsciente, o podemos tratar de conocernos un poco más y aunque sea, a ratitos, estar en nuestra verdadera esencia.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.