tris

A veces se enciende la polvorilla en mí; el discurso incoherente, la demagogia, el me da igual todo yo continúo y el te paso por encima. Me dan ganas de dar un golpe en la mesa, de decir cuatro cosas y soltar: ya basta.

Normalmente trato de que la mecha no llegue a encenderse, me recuerdo quién soy, para qué estoy aquí y cómo quiero vivir, vuelvo al amor y a darme cuenta de que lo mío, también es un discurso. Y así, poco a poco, me desarmo, y a su vez, me armo.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.