Fever

Hoy he ido a buscarlo por casa y no estaba. Al principio he dicho, bah, no es necesario, y al final del día ya he buscado más a fondo, y en esa búsqueda he sido consciente de que en su día lo presté, y a la vez he pensado: qué de cosas he prestado y que poca consciencia de estar haciéndolo.

Porque sí, el desprendimiento es maravilloso, el no estar aferrada a las cosas también, el saber lo que verdaderamente importa, pero a veces, en esta rueda, hay que también saber jugar, hay que ver si al que das lo está pidiendo o lo cree como derecho, si le estás beneficiando o perjudicando en realidad, y también en qué posición quedas tú en todo ésto.

No me arrepiento pero si aprendo, o lo intento.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.