Mondarina

Hoy he vuelto a saborear la mandarina como hacía tiempo que no hacía. Poco a poco, pelarla, su olor, su color, meterla en la boca, sentir su líquido en la lengua, su sabor en mi garganta, tragar y coger otro gajo y repetir el proceso, uno tras otro, sintiendo lo que hacía.

A veces hay que parar para ver, otras veces hay que caer para apreciar, otras simplemente te levantas conectadx y surge sólo, sin pretensión, nada casual pero si causal. Me encantan esos instantes de vivir de verdad.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.