Mirar

Hay días en los que toca mirarse al espejo y decirse: te has equivocado. No con culpas, ni drama, ni castigos, simplemente observando que eso que has dicho o has pensado no era todo lo fiel a la realidad que creías que era.

Y bueno si, la realidad siempre está condicionada por nuestras creencias, patrones, educación, pero a su vez podemos ser capaces de discernir cuando es más limpia de agregados y cuando no. Ayer, por ejemplo, en un momento concreto, la mía no lo fue.

Día a día, momento a momento, mirar.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.