Háblame, te hablo

En el paseo de hoy me he fijado en unas plantas, hacían unos micromovimientos, ocasionados por el viento, pero yo era incapaz de apreciar ese vaivén en mí, nada se movía.

Después, me he sentado en una piedra y el viento ha empezado a azotar, ésta vez si que me movía, lo que no sé es si desde fuera se podía apreciar como en el caso de las plantas.

Si te apetece, comparte.

Si necesitas, pide.

Lo que sucede dentro no siempre se ve fuera, es momento de compartir.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.