333

Cuando llegue a ese número lo dejo. Cuando me diga que sí termino con la historia. Cuando el sol se ponga a las 3:33 mientras un gallo cante kokoroko a la vez que un ciervo esté a sus pies lamiéndose la pezuña izquierda, en ese momento, será la última vez.

En ocasiones llegas y decides seguir, puede ser porque te apetece, porque era un destino intermedio, o porque te encuentras con ganas de seguir embarcadx, o puede ser también por miedo, confort en el desconfort, apatía, desmotivación de vida…

Al menos tratar de ver porqué, o debería ser para qué?

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.