Qué reniegas eres!

Todavía hay aspectos que cuestan, recuerdo con 8 años tener que ir a comprar el pan en el pueblo y tener que armarme de valor para llevar a cabo ese movimiento, no sin renegar y asegurarme de que llevaba el dinero que necesitaba y preferentemente exacto. Nuestra amama no se apiadaba, nos entrenaba.

Y llegas al día de hoy y miras atrás y piensas, jolín, qué de cosas he aprendido a hacer y he hecho, cómo ha dejado de darme vergüenza algunas cuestiones que antes me horrorizaba hacer o decir, porque detrás de lo que vemos hay un mundo, y todos no son iguales, todas nuestras formas de ser no son iguales.

Aceptación y paciencia, no hay prisa.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.