Una de mente

En ocasiones nuestra mente tiende a magnificar, a creer que todo es permanente y a ser muy estrecha.

Magnifica creyendo que un hecho concreto es un gran y grave problema, y en realidad no importa su dimensión o repercusión, lo que importa es nuestra mirada, cómo lo observamos, si como drama y algo absolutamente demoledor, o como un sujeto de aprendizaje.

Cree que es permanente, que va a estar ahí siempre con nosotrxs, que nos va a acompañar hasta el fin de nuestros días y no va a ser así. Tanto la emoción como el pensamiento menos saludable se van a ir si permitimos que lo hagan, porque no hay mal que cien años dure si ponemos una intención clara de mejoría.

Y estrecha porque sólo es capaz de verse a sí misma, no amplia el campo de visión para ver las miles y miles de cosas que están pasando a su alrededor a cada segundo, no es capaz de ver la totalidad y se queda anclada en esta pertenencia al yo.

Dejar que el peso de nuestra mente se vacíe y fluir en el momento.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podamos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.