No estoy

Ayer íbamos por el monte cuando pasaron dos niños con un padre y una pareja con un perro. Uno de los niños iba detrás del perro a tocarle, lo consiguió y le acarició el lomo. El perrillo se dió la vuelta y se acercó un poco más al niño, por lo que éste se giró y se sentó en el suelo. Cuando vio que se había ido se volvió a levantar y comenzó de nuevo el proceso.

Me encanta ese intento del niño de salir de la situación, yo me siento y ya pasará todo. A veces luchamos, buscamos otras vías, damos vueltas y vueltas, y lo único que no probamos a hacer es a permanecer y dejar que la tormenta pase. A veces nos impacientamos y no concedemos a la vida sus tiempos, sus procesos. Bendita nuestra humanidad!

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.