He vuelto

Llevo un par de días sintiendo una especie de calorcillo a medida que me voy acercando al monte, o al parque al que suelo ir a pasear. No sé si es que empiezo a subir cuestas y moverme o que los árboles y hierbas tienen su propia temperatura, pero es como: bienvenida, está es tu casa.

Tu casa es el lugar donde te sientes acogido, sostenido, respetado, honrado, es el lugar donde agradecen tu presencia con todo lo que eres, sin tener que fingir ni ser nada. Es tan fácil y a la vez tan complicado estar en casa allá donde vayas.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.