A tu ritmo

De vuelta a los paseos por el monte, he notado con mayor claridad la llegada del otoño, los colores rojizos, amarillos, la caída de las hojas pero también he visto algunos árboles con frutos, algo que en otras estaciones no ha sucedido, o no lo he percibido, que también puede ser.

Me he dado cuenta de cómo la vida continúa siempre, aunque parezca que no queda nada, que todo se ha destruido, ahí está latiendo en su interior, preparándose para otro ciclo. También he contemplado cómo la muerte de unxs, o su desaparición en un plano concreto, puede ser la vida de otrxs, por lo que abramos los brazos a lo nuevo, o reposemos hasta esa apertura, cada unx a su tiempo, a su manera.

Muchas gracias y feliz día!

Ojalá todos los seres seamos felices,

Ojalá cese nuestro sufrimiento y sus causas,

Podemos hacerlo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .